DSC_0333 copia 2

Como ya sabemos la resiliencia es un factor de protección frente a cualquier riesgo o adversidad en la vida, por lo cual es importante que lo favorezcamos constantemente en la vida y desarrollo del niño.

A continuación enumeramos algunas características que deben de existir en la relación con el niño que de alguna manera pueden favorecer su pleno crecimiento.

  1. Generar una actitud de escucha- Es sumamente importante que el niño sepa que es escuchado por algún adulto que lo cuida y lo protege, el que se sienta respaldado le dará seguridad y confianza en sí mismo y esto beneficiará su desarrollo, crecimiento y fortalecerá su autoestima.
  1. Establecer reglas claras– Es importante que el niño sepa que existen limites claros a través de los cuales él puede desarrollarse , se recomienda establecer también expectativas altas pero sin sobrecargar al niño, de esta manera el tendrá la necesidad de superarse constantemente y desarrollar todas aquellas habilidades y cualidades que favorezcan su crecimiento.
  1. Favorecer la participación activa del niño- Es importante que   escuchemos y tomemos en cuenta la opinión del niño para decisiones familiares, esto hará que se fortalezca su seguridad, y que poco a poco desarrolle la capacidad de expresar sus emociones y sus pensamientos, así podrá sentir que su opinión tiene un impacto en el ambiente que lo rodea, y que es parte activa de ese entorno.
  1. Enséñale a sonreír a la adversidad- Como adultos muchas veces nos tenemos que reeducar e imitar la conducta de los niños. El humor es un elemento importante para resolver problemas de manera creativa.

Recuerda que   estas condiciones permitirán al niño encontrar un espacio de libertad y creatividad favoreciendo así la construcción de su resiliencia frente a situaciones adversas.

¡Protegerlos esta en tus manos!

Infórmate, info@asexoría.com.mx

 

 

Print