IMG_7943 copia

 

Como ya sabemos existen muchos síntomas corporales y conductuales a través de los cuales nos podemos dar cuenta si un niño se encuentra vulnerable o ya esta sufriendo abuso sexual o maltrato. Por ello es importante que conozcamos qué y cómo lo podemos ayudar.

A continuación se enlistan algunas de las cosas que te recomendamos llevar a cabo:

  1. Si el niño ya ha hablado de lo que le esta ocurriendo es importante que le creas, recuerda que los niños no tienen la capacidad emocional de mentir fingir una situación de abuso sexual.
  1. Hazle saber que él no tuvo la culpa de lo que ocurrió y que lo mejor que pudo haber hecho fue contarlo. Hazle saber que nada le va a pasar ni a él ni a las personas que quiere, es importante que lo hagas ya que muchas veces el agresor hace amenazas al niño haciéndole creer que si lo cuenta a alguien le va a pasar algo a él o a su familia.
  1. Busca ayuda especializada de psicólogos, médicos y abogados que puedan brindarle la atención necesaria para que logre recuperarse. Recuerda que la ayuda y la atención no únicamente es para el niño sino también para la familia.
  1. En caso de que se vaya a realizar una entrevista para confirmar los hechos asegúrate que esta sea llevada a cabo por una persona de confianza para el niño. Es poco recomendable que entren varias personas ya que el niño puede sentirse intimidado, nervioso y puede decidir no hablar.
  1. Trata de realizar preguntas con las que él se sienta cómodo, no realices preguntas en las que sugieras la respuesta por ejemplo: ¿te toco aquí verdad?, ¿Te dijo que te quería verdad?. Ya que el niño siempre contestará aquello que adulto quiere escuchar por necesidad de agradar.
  1. No es recomendable que repita la historia en más de una ocasión, por lo que te recomendamos que al terminar anotes todo para que puedas tener un registro y seguimiento de la situación.
  1. Pon en conocimiento a las autoridades en la agencia de delitos sexuales del D.F. 52.07.56.48

Siguiendo estas recomendaciones podrás ayudar al niño de manera emocional, física y psicológica lo cual beneficiará a su recuperación y a la de su familia.

Recuerda que es responsabilidad de los adultos procurar el bienestar y la recuperación de los niños, ayúdanos informándote, escríbenos a info@asexoria.net

Ana Gabriela Ruiz de la Concha

Print